Al conducir sobre una calzada con hielo usted siente la dirección de su vehículo más liviana. ¿Por qué sucede esto?

Explicación

Cuando se conduce sobre una calzada con hielo, los neumáticos tienen menos adherencia a la superficie, lo que hace que la dirección del vehículo se sienta más liviana. Esta disminución de la adherencia aumenta el riesgo de deslizamiento y pérdida de control del vehículo.

Prepárate gratis

¿Quieres practicar para tu examen de licencia de conducir?